4 Musulmanes violan analmente a niña de 15 años. Mónica Oltra culpable de la «invasión de Alá» en el Reino de Valencia

Podría ser la hermana, hija, sobrina o nieta de cualquiera de nosotros.

Lo publicaba ayer La Tribuna de España, pese a que la violación se produjo hace meses porque la víctima había callado ante el chantaje de sus violadores.

Cuatro «moritos« de esos que permanecen en España a cargo de los Servicios Sociales, cuatro practicantes de «la Religión de la Paz« -de esos que la vicepresidente de la Generalidad Valeniana, Mónica Oltra, pretendió traer hasta el Reino de Valencia «¡Tierra de Acogida!« con un buque pagado por todos los valencinos- han sido los criminales.

La víctima una compañera de clase de sólo 15 añitos.

El único delito de la niña vivir en una nación donde se ampara a los delincuentes, se les ofrece casa y paga para que se queden a vivir con nosotros y en una provincia, Alicante, donde los jueces «sistemáticamente» dejan en libertad a los violadores musulmanes hasta el punto que hace que uno desee que la próxima víctima sea la hija de un magistrado.

Ha tardado meses en conocerse la brutal agresión sexual, porque la niña estaba muerta de pánico.

Cuatro practicantes de «la religión de la Paz» le abordaron al salir de clase: de manera brutal le golpearon y le violaron analmente uno detrás de otro.

Además grabaron su acto «heroico para El Corán» (violar a una puta hereje española) y chantajearon a la víctima: «o nos das 50 euros o difundimos las imágenes para que todos sepan lo puta que eres«.

La niña calló -muerta de miedo- durante meses. Pero el chantaje no cesaba y terminó por contarlo a sus padres.

¿Qué hacemos ahora? Absolutamente nada. Los «moritos» son menores de edad.

Ninguna feminista ha alzado su voz en la comarca alincantina de la Marina Alta. Cuando la víctima -aunque sea una niña- es violada por miembros de «La Manada de Alá«, las histéricas patológicas del «Yo si te creo» y el «Abajo el heteropatriarcado» callan como zorras.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *